Régimen de recargos de la Ley 11/2021

La Ley 11/2021, de 9 de julio, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal estableció, entre otras novedades, una minoración del régimen de recargos para las declaraciones extemporáneas sin requerimiento previo.

En este caso, tenemos que distinguir si la declaración se ha presentado dentro de los 12 meses siguientes respecto al término del plazo establecido para la presentación e ingreso o con posterioridad a estos:

  • Presentación dentro de los 12 meses: la ley establece un recargo del 1% más otro 1% adicional por cada mes completo de retraso, sin intereses de demora.
  • Presentación una vez transcurridos los 12 meses: el recargo será del 15%, excluyendo sanciones que hubieran podido exigirse. En este caso, sí se exigirán los intereses de demora desde el día siguiente al término de los 12 meses hasta el momento en que se presente la declaración.

En ninguno de los dos casos se exigirá sanción.

Otra novedad introducida por la Ley 11/2021, es la no aplicación de recargos (sólo intereses de demora, en su caso) cuando la declaración presentada por el obligado tributario refleja unos hechos idénticos a los previamente regularizados por la Administración tributaria, siempre que concurran los siguientes requisitos:

  1. Que la declaración o autoliquidación se presente en el plazo de 6 meses desde el día siguiente en que se notifique la liquidación administrativa.
  2. Que se reconozcan y paguen al completo las cantidades resultantes de la declaración.
  3. Que no se presente solicitud de rectificación, ni se interponga recurso o reclamación contra la liquidación administrativa.
  4. Que de la regularización de la Administración no derive la imposición de una sanción.

Por último, cuando el sujeto pasivo presenta autoliquidación o declaración complementaria de un período que es consecuencia directa e inmediata de la liquidación practicada por un periodo previo, no cabe la aplicación de recargos siempre que:

  • La declaración complementaria no aporte datos desconocidos por la Administración, y
  • La Administración pudiera extender la regularización al segundo ejercicio sin practicar nuevas actuaciones, evitando la necesidad de presentar la autoliquidación extemporánea.

Este criterio del TEAC ya no exige que la autoliquidación complementaria sea consecuencia directa e inmediata de la actuación de la Administración.

Tu opinión nos importa

Sergio Valero AlmodóvarRégimen de recargos de la Ley 11/2021